Koloreka surgió como un proyecto artístico sin vocación comercial.

Una vez en marcha, hemos seguido trabajando en paralelo en otros proyectos con diferente recorrido y resultado. En ellos trasladamos nuestros criterios estéticos y conceptuales a distintas disciplinas y aunque nos quitan horas de sueño y nos dan algún que otro quebradero de cabeza, resultan viajes llenos de descubrimientos.

A ver qué os parecen.

Tu casa como paisaje

Queremos celebrar que nuestra casa ha sido ese lugar acogedor donde hemos pasado, quizá, demasiado tiempo. Nos apetece hacerle un retrato que capture este momento. Una ilustración personalizada que convierta tu casa en un paisaje imaginario.

¿Y de qué forma sabremos cómo es tu casa? Fácil, a través de un cuestionario con 10 sencillas preguntas. Tus respuestas nos abrirán su puerta, y nos permitirán transformarla en un lugar único.

Ding Dong…

¡Empecemos!

¿Cuántas personas habitan tu casa?

1 / 10

¿Qué edad tienen esas personas?

2 / 10

¿Frecuentan la casa muchas personas?

3 / 10

¿Pasas mucho tiempo en casa? ¿Eres hogareño?

4 / 10

¿Cuánto tiempo llevas viviendo en tu casa?

5 / 10

¿Crees que será tu casa para siempre?

6 / 10

¿En cuántas casas has vivido?

7 / 10

¿Las paredes de tu casa están llenas o más bien vacías?

8 / 10

¿Tiene tu casa un espacio disfrutable abierto al exterior?

9 / 10

¿Cambias de sitio los objetos y muebles de la casa con frecuencia?

10 / 10

Gracias. Con estas respuestas retrataremos tu casa. Indícanos el formato de lámina que más te guste y su acabado.

Ejemplo 1

Este es el retrato de una pareja mayor que pasa mucho tiempo en casa, que llevan 21 años viviendo en ella, que se ven en ella para toda la vida, que recibe bastantes visitas, que tiene las paredes desnudas y cuenta con una pequeña terraza.
Viven contentos resguardados del frío en el invierno de su vida.
Son mis padres.

Ejemplo 2

En esta casa vive una pareja con 2 niños. Llevan 13 años viviendo en ella. Son hogareños y reciben a menudo vistas. Ya han pasado por varias casas antes que esta, y no creen que vaya a ser la última. Sus paredes están llenas de recuerdos, entre ellos este mudamuga.
Es la casa de nuestros amigos Nagore y Haritz.

¿Quieres saber más?

En mudamuga el protagonista eres tú y te dibujamos cómo un árbol, junto con el bosque que te acompaña. La altura del sol nos dice que estación ambienta este momento de tu vida y un horizonte más o menos poblado de montañas nos habla del tiempo pasado en esa casa.
Las nubes son los recuerdos que cuelgan de sus paredes y el viento golpea el paisaje de los que les gusta dar una y mil vueltas a su hogar.
Los nómadas podréis observar a las aves de paso y los más caseros tendrán un camino por el que pasear.
Si crees que tu vida desembocará en esa casa, un río se colará en tu paisaje, y lo abriremos al mar para los que podéis disfrutar de un espacio al aire libre.

Disponibles en 80x40 cm y 40x20 cm.

Serie escultórica todavía en desarrollo de la que ya tenemos las primeras piezas.

La tradición coral del País Vasco ha jugado un papel fundamental en la transmisión oral de esta cultura a lo largo de la historia.

Utilizando materiales desechados damos vida a cantores formando un pequeño orfeón. Barítonos, tenores o bajos, jóvenes o mayores, grandes o pequeños, entonan en armonía manteniendo viva la llama de generación en generación.

Una mirada al horizonte enciende nuestra curiosidad por descubrir qué nos espera al otro lado, y fantaseamos con iniciar un viaje en línea recta a través del mar. Begimugan trata de dar respuesta a esa inquietud, indagando en las cone- xiones entre nuestra ciudad y una serie de lugares que la geografía ha dispues- to a nuestro alcance manteniendo el rumbo fijo.

Nos convertimos en navegantes digitales que, sin salir del muelle, alcanzan once lugares de las costas atlánticas para ilustrar su paisaje. Paisaje, como per- cepción generadora de emociones. Ilustración, como instrumento para narrar lo que vemos.

Proyecto artístico organizado por Rezink y Dimensión para visibilizar la violencia de género.

Cuando nos llamaron no dudamos en participar.

Cualquier intervención es poca para poner encima de la mesa esta terrible reali- dad. Se trata un problema enquistado en la sociedad y nuestra reflexión ahonda en el papel que jugamos como transmisores a las nuevas generaciones.

Proyecto fotográfico que reflexiona de una forma irónica, acerca de la influencia de los entornos sociales sobre nuestras preferencias y decisiones, mostrando tándems de personas mimetizadas con sus parejas.

Tejidos de colores, lápiz, tinta y óleo cediéndole el protagonismo al blanco. Estos son los recursos que se repiten en estas piezas de pequeño y mediano formato. Al igual que en las series de la tienda, retratamos escenas cotidianas de aire pausado.